La profesión de diseñador industrial afecta profunda y positivamente el comportamiento social. El mundo, el entorno y lo cotidiano se ve y se percibe distinto, diferente, si se quiere más profundo. El mundo material que nos rodea impregna mucho más de lo que pensamos y modifica sensiblemente la forma de sentir.

NOOOOOOO

estilo de vida

estilo de vida

1 ago. 2008

El deber de un diseñador industrial

“El deber de un diseñador industrial es el de satisfacer a cabalidad las necesidades de un usuario” frase bastante parecida a: “el cliente siempre tiene la razón”. En este momento de ejercicio profesional tengo serias dudas de que las dos sean ciertas. Pero como muchos defensores de las necesidades, que las usan como escudo de batalla para argumentar motivos para diseñar, me pregunto si el ser humano contemporáneo en una sociedad del siglo XXI, mas allá de las fronteras de la injusticia, derivada directamente de una sociedad del consumo, que absorbe absurdamente nuestra cotidianeidad, nos lleva a ampararnos en esas razones. Esta pagina declaración de necesidad, de Ernesto Oroza habla de las propuestas emanadas de indiscutibles penurias, reales y salidas de auténticas limitaciones. Invito a volver a preguntar ¿El deber de un diseñador industrial es el de satisfacer a cabalidad las necesidades de un usuario? Lo hacemos?Al enlace llegué por referencia de www.kk.org


2 comentarios :

Uno de los más interesantes post que hasta hoy he leído en tu blog, la necesidad lleva al peligroso cadena-camino del consumo que bien apuntas. En muchos sitios me he encontrado con una fuerte resistencia al diseño, considerado como un instrumento del consumismo una especie de neo-luddismo, resistencia derivada asumo de las perversas prácticas en las que incurrimos como diseñadores. La palabra usuario me parece poco adecuada para el momento actual, la idea del pro-sumer tampoco me parece adecuada, habrá que pensar en una donde los llamados usuarios se transformen en agentes y "triggers" de procesos. Por el momento no tengo una. En el trabajo de Oroza hay mucho de Dada y de Duchamp, últimamente aparece por todas partes... Tal vez releyendoló aparezcan los motivos que nos llevan a diseñar algo, sin "necesidad" de escudarnos en el eufemismo de la necesidad. Otro campo de análisis pueda ser usos re-usos, apropiaciones y re-interpretaciones emergentes que son tan comunes en nuestro entorno (latinoamerica), referencias: populardelujo, anti-architecture, Readymade.

Una idea que puede ayudar es pensar los objetos (no productos) como formas inestables y en permanente cambio donde el actua con el hace parte de un ensamble de tensiones estéticas y de control y no como el eje central de la actividad. Este cambio ayudar a comprender de forma diferente la relación objeto-sujeto no de en forma jerárquica y central. Y abre una (nueva) dinámica propia de los tiempos que vivimos.

Hace un par de años en una conversación con otro diseñador yo dije todo aquel que entre en contacto con el objeto hace parte de su configuración, el diseño solo es un factor incidental en este proceso. El diseño no es el fin ni es el comienzo del objeto. La idea debo añadir lo incomodo(a)... No se siga diseñado...

En fin Don Galan que buen post! Gracias

No había visto tales objetos. quizás los imaginamos como un juego y no como un estado de necesidad. Anota Ricardo la resistencia al diseño que encuentra porque se ve como instrumento servil del consumo. ¿Porque se vera el consumo como un evento que debe causarnos repulsión?